El fútbol brasileño: entre la pasión y la corrupción

Por Mateo Sánchez Menassé

21 de septiembre de 2015
Imagen: https://en.wikipedia.org/wiki/2014_FIFA_World_Cup

Es imposible contener la pasión del fútbol y sin lugar a dudas el pueblo Brasileño es considerado el abanderado en este aspecto, donde según encuestas más de un 70% de sus pobladores lo aprecian como parte cultural importante y herramienta de presión gubernamental. El fútbol ha llegado a un nivel de popularidad extremo en este país gaucho; tanto es así que grandes ciudades como: Sao Paulo y Rio de Janeiro, han llegado a establecer una rivalidad hasta de 3 equipos por cada ciudad respectivamente. No obstante el fútbol trae consigo una historia marcada, no nace en Brasil, no es ahí donde origina uno de los grandes fenómenos mundiales ´´ el fútbol´´, pero si hay que agradecerle a este país por desarrollarlo, por hacer tan vistoso un deporte el cual es más que un sentimiento para la mayoría de las personas, pero que esconde corrupción y altos señalamientos a nivel mundial.

Brasil y su historia futbolera

El fútbol fue introducido a Brasil por Charles Miler, de nacimiento Paulista, quien   estudió en Inglaterra y allí aprendió este arte. Regresó a Brasil en 1894 cargando consigo implementos deportivos apropiados y el reglamento de la Football Association el cual se filtró rápidamente a los mejores clubes de la ciudad. Con el paso de los días, el fútbol fue ganando auge y la mejor opción que vio el gobierno nacional en ese momento fue ser sede del mundial en 1950, uno de los mundiales más recordados por la afición futbolera del mundo.

Sí, la selección ´´Verde Amarela´´ es la más exitosa en la historia de la Copa Mundial de Fútbol,  por ser la única en haber participado en todas y por lograr ser la única en haber ganado 5 ediciones de este importante torneo (1958-1962-1970-1994-2002). Tiene también el récord en la Copa FIFA Confederaciones con 4 títulos y 8 más en la Copa América, todo esto sin tener en cuenta el altísimo nivel futbolístico que han mantenido, así como la gran variedad de jugadores que han engrandecido aún más su nombre y prestigio. En el país del fútbol casi el 20% de su población practica este deporte,  cuenta con 800 clubes y 11 mil futbolistas profesionales y se mueven anualmente 16 mil millones de dólares de acuerdo con los datos aportados por la Fundación Getulio Vargas.

Actualmente, cuenta con uno de los estadios más grandes y con uno de los diseños más modernos y vistosos del mundo el Jornalista Mario Filho o el Maracaná, ícono nacional y sede de las Copas Mundiales 1950 y 2014 y con capacidad para 130.000 personas y 200.000 metros cuadrados de área. En Brasil se respira fútbol sin lugar a dudas, es tanto así la importancia de este deporte en este país, que siempre se encuentra una cancha improvisada y sin importar el estrato o clase social todos desde niños siempre sueñan con llegar a ser tan grande como: Pelé, Ronaldinho o Neymar. Brasil es considerado como una “Nación-Estadio” gracias a  la influencia futbolística la cual es  innegable. El fútbol hace parte de la identidad brasileña, todas las generaciones lo llevan en su sangre y es el medio de unión con personas de todas las condiciones, religiones y razas. El jogo bonito como es conocido el fútbol brasileño se destaca por su rapidez y astucia, donde está marcada fuertemente la influencia de su mezcla racial y gran habilidad de movimientos por sus ritmos pululares como la samba, lambada o capoeira.

¿Pasión o negocio?

El fútbol más que una pasión es un controversial negocio. Se estima que Brasil percibió ingresos  aproximados de 4.500 millones de dólares por el mundial realizado el año pasado, cifras derivadas de patrocinios, hotelería y turismo y licencias otorgadas. Es tanta la corrupción vivida por este país en este prestigioso acontecimiento, que la cadena de noticias BBC  estima un nivel de corrupción nunca antes visto, se afirma que grandes empresarios recibieron la alta suma de 150 millones de dólares en sobornos, a cambios de derechos televisivos, publicidad y patrocinio.  Fue tanta la problemática desarrollada en torno a la corrupción en la Copa del Mundo, que se abren procesos legales contra altos dirigentes, destapándose uno de los escándalos de corrupción más grandes de la historia mundial, el cual ha conllevado a captura de por lo menos 14 grandes funcionarios de la institución reguladora de este deporte: la FIFA.

 En reacción a todos estos fenómenos, se han venido desarrollando una serie de descontentos en el pueblo brasileño, el cual ha salido a las calles, en continuas manifestaciones, a velar por explicaciones y a exigir coherencia a quienes gobiernan este país. El pueblo brasileño manifiesta,  su preocupación por el alto capital invertido en la copa del mundo, cuando su economía está pasando por uno de sus peores momentos en su historia.

No son claras las políticas de este gobierno, el pueblo está exigiendo una alta inversión en temas como: transporte, educación y salud. Temas que son realmente importantes para el avance y desarrollo de un país, los cuales no pueden pasar a un segundo plano, siendo relevados por una copa del mundo, la cual dejó más escándalos, que verdaderos ingresos para la economía brasileña.

Recomendados Libre Pensador:

El País – Brasil estremecido por las masivas propuestas populares.

BBC – Como la Copa América detonó el mayor escándalo de corrupción de la FIFA

 

 

 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario