Doudou: un festival con más de ocho siglos de tradición

Por Alejandra Trejos

14 de octubre de 2016
Imagen: http://aws-cf.imdoc.fr/prod/photos/3/7/9/8495379/18796156/img-18796156e38.jpg?v=11

Cuando se hace mención del país belga, lo primero con lo que se asocia es con el famoso festival de música electrónica “Tomorrowland” o uno de las muchas actividades de este tipo, aunque de menor impacto: verbigracia, “Laundry Day”, “Summer festival”, entre otros. Hay quienes, en cambio, un tanto menos modernos o que hayan tenido la fortuna de viajar, lo asemejan a sus deliciosos chocolates, sus waffles o sus papas fritas.  La verdad, es que Bélgica no es mundialmente conocido por su cultura: ¡aceptémoslo! su monumento nacional más representativo es un niño haciendo chichí “ Manneken pis”. Muchas personas no creerían si les dijeran que es ahí donde se celebra uno de las fiestas más antiguas del mundo,  específicamente en Mons, donde se celebra el “ Ducasse de Mons”, más conocido como Doudou, que hoy día es representado en cuatro etapas, en donde se funden aspectos religiosos y mitológicos.  

Cómo se originó el Doudou

Se estima que la fiesta tuvo su origen en 1349 fecha en la cual Europa se encontraba en la Edad Media atravesando la peste  negra  —peste Bubónica—, gripa que mató aproximadamente un 60% de la población europea. Por ende,  se cree que esta festividad surgió como la necesidad del pueblo de poner su fe en algo tangible que los ayudara a enfrentar la epidemia. Entonces, la fiesta surgió como una procesión en honor  a la  patrona de la ciudad santa Valdetrudis (Sainte Waudru, en francés), con el objetivo de que esta los librara de la peste. Posteriormente, en el año de 1380  circulaba una leyenda por Francia y Bélgica en la cual se creía que un joven, quien ahora es san Jorge, rescato a una princesa, quien estaba a punto de ser sacrificada al dragón ofrendada por el pueblo. Este no solo lo derrotó sino que lo mató. En honor a san Jorge, se decide incorporar la batalla con el dragón como parte de la festividad.

¿Qué es hoy?

Actualmente, y como una mezcla de lo anterior, se  celebra el mismo fin de semana de la santísima Trinidad. Tienen 4 momentos claves que caracterizan  al “Doudou”. Estas etapas, siguiendo a la página de cultura de Mons, son: primero, la parte religiosa de la celebración, realizada ese sábado en la tarde, en la que se presentan los restos de santa Valdetrudis. Estos son venerados por el pueblo en una ceremonia católica organizada por una iglesia local, la cual tiene el mismo nombre de la  santa. En segundo lugar, (el domingo en  la mañana) la procesión, en esta participan más de 1000 personas todas vestidas con trajes tradicionales o  de soldados de distintas épocas. Los restos de Valdetrudis se colocan en la parte posterior del “Car d´Or” (una carroza de oro).  Posterior a la procesión se da el ascenso del “ Car d´Or donde se cree que de no subir la montaña de un solo impulso, esto traerá mala suerte a la ciudad. Para concluir la fiesta se tiene la batalla contra el dragón, esta se dan en la plaza central y es la representación de la batalla de san Jorge.

A las actividades anteriores se suele asistir en familia y una vez concluidas se tiende a danzar al ritmo de la música tradicional de la región Valona (donde se encuentra Mons). Es importante tener en cuenta  que los espectadores tienden a seguir de  cerca el desfile, ya sea corriendo o intentando agarrar una pluma del dragón, ya que se cree que estas son de buena suerte. Aquellos intentan participar, y los que no pueden o no quieren correr en todo el desfile, suelen sentarse y acompañar el espectáculo con alguna cerveza nacional tal como una “Leffe”, una “Jupiler” o una “Kirek”. Para aquellos quienes no están interesados por lo religioso o tradicional pueden encontrar una muy activa vida nocturna asociada a la festividad, pues se tiene todo tipo de actividades juveniles que van desde conciertos gratuitos, hasta “rumbas” que duran las 3 noches de esta fiesta. En síntesis, esta es una celebración llena de tradición y alegría para toda la familia. Se hace una invitación al lector para que asista a esta fiesta, la cual fue declarada patrimonio oral e inmaterial de la humanidad en el 2005.

Recomendados Libre Pensador:

Bélgica turismo – Mons doudou 

Reportajes – San Jorge 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario