Deporte: Colombianas de talla internacional

Por Valentina García

13 de marzo de 2015
Imagen: By Seleccionantioquia (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons

El deporte olímpico colombiano ha crecido cada vez más, llenando a todos los colombianos de felicidad por cada medalla obtenida por los competidores olímpicos. Luchadoras como Catherine Ibargüen, quien ha logrado grandes triunfos por su perseverancia y su compromiso con el deporte; Mariana Pajón, una deportista que por su dedicación ha logrado llegar muy lejos, y Yuri Alvear quien, a pesar de tener un origen humilde, ha hecho de su carrera un total éxito. Figuras que durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012 obtuvieron medallas de oro, plata y bronce, dejando a Colombia en el puesto 37 del mundo. Ahora se viene un reto importante con los Juegos Olímpicos de Rio 2016; un proyecto del Comité Olímpico Colombiano que garantiza grandes resultados en el desempeño de la delegación tricolor. 

Caterine Ibargüen: un gran salto a la adversidad

Con una capacidad impresionante para superar todos los retos que le ha puesto la vida, esta mujer ha logrado llegar increíblemente lejos, a pesar de no tener las mismas posibilidades que los demás. Sin una familia conformada y en un ambiente de guerra en su tierra, logró salir adelante al lado de su abuelita Ayola Rivas y su hermano Luis Alberto.

Fue en Villa Deportiva Antonio Roldán Betancourt, en Medellín, que se consagró como una atleta. Su primera medalla la consiguió en un salto de altura llevándose la de bronce y su primera marca la hizo en el Campeonato Suramericano de Atletismo a la edad de 15 años. En 2008 estuvo a punto de retirarse del deporte, ya que no logró clasificar a los Olímpicos de Pekín y no obtuvo buenos resultados en el 2006. Por esa razón, decidió irse a vivir a Puerto Rico para enfocarse en su deporte al lado de Ubaldo Duany, su entrenador, quien fue el que la impulsó a centrarse en el salto triple. Desde entonces, ha obtenido medallas de oro, plata y bronce y espera llegar aún más lejos. Es una campeona innata, que a pesar de las adversidades, logra hacer historia en el atletismo colombiano. Con cada uno de sus triunfos, nos hace sentir orgullo de tener tamaña deportista, que con una radiante sonrisa, nos demuestra que nada es imposible.

Yuri Alvear contra todas las posibilidades

 De un ambiente de pobreza y sacrificio proviene Yuri Alvear, que con un gran esfuerzo y con inmensas ganas de salir adelante y de triunfar, ha logrado ser la mejor judoca de Colombia. Al lado de sus padres vendía empanadas en Jamundí, Valle del Cauca, para conseguir dinero y poder viajar a las competencias, aunque, muchas veces, ese dinero no era suficiente. Por falta de él no pudo viajar a competir en Buenos Aires y por esta razón casi deja el deporte a un lado. Es muy difícil su entrenamiento, ya que aunque el entrenador de la selección de Judo le dedica mucho tiempo a Yuri, ella no tiene un real rival en el país. Por esta razón la Federación Colombiana de Judo decidió mandarla Japón para perfeccionar su desempeño en la disciplina. Desde el Mundial de Holanda del 2009, donde ganó medalla de oro en la categoría de 70 kilos, se ha llenado de logros. Esta gran luchadora es solo una de las muchas pruebas del dicho “No hay cosas imposibles, solo personas incapaces”.

Estas dos mujeres son solo la prueba de cómo el deporte colombiano ha venido creciendo, lo cual fue claro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde la delegación colombiano se llevó una medalla de oro (Mariana Pajón – una mujer más!), tres de plata y cuatro de bronce. El país quedó en el puesto 37 en estos juegos y según el presidente del COC (Comité Olímpico Colombiano) el nuevo reto será Rio 2016. El proyecto que se viene desarrollando para los Juegos Olímpicos tiene dos componentes según Baltazar Medina: “El primero, superar lo hecho hasta ahora, y el segundo, tener a tiempo los recursos que necesitamos para ejecutar un buen plan”. Otro duelo importante que tiene ahora la delegación es superar a Canadá, Mexico y Cuba y espera hacerlo con el desempeño de 2016. Es un gran mérito haber llegado tan lejos en Londres, pero con una delegación excelente como la que se tiene, los retos deben ser cada vez mayores.

Recomendados Libre Pensador:

El Tiempo – Mariana Pajón, una privilegiada del deporte colombiano 

Vanguardia.com – La historia de cómo Caterine Ibargüen derrotó la pobreza y conquistó el mundo

Revista Don Juan – La historia de Yuri Alvear y las empanadas que vendió para llegar al bronce olímpico

El Espectador – Balance de los juegos olímpicos para Colombia 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario