Cómics y caricaturas, los otros protagonistas en la Feria del Libro

Por Yésica Forigua

10 de mayo de 2016
Imagen: https://www.youtube.com/watch?v=zj2LgJ7bwKw

La Feria del Libro es uno de los eventos internacionales más importantes de Sur América  que se realiza cada año en la ciudad de Bogotá, allí se reúnen y se invitan a cientos de autores a participar, promocionar y vender sus obras literarias. También es un evento en el que se estimulan  diferentes exposiciones culturales y se destinan algunos, en este caso, pabellones, a exposiciones de arte, de pintura y de todo aquello que tiene que ver con el cine, la caricatura y la escultura, entre otras exposiciones que  tradicionalmente se realizan allí. La Feria fue fundada en 1988, donde al inicio se conocía como un evento netamente nacional, que con el pasar del tiempo tomo tanta fama y auge que paso no solo a ser un evento internacional, sino que el 26 de abril del 2007 fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas como “la capital mundial del libro” . Lo que finalmente la llevó a que hoy en día sea una Feria que año tras año reporta grandes éxitos y que sea uno de los eventos más importantes que se realizan cada año en la capital de Colombia.

Los puntos clave

Todo aquel que tuvo la oportunidad de asistir puede dar fe del éxito de la Feria,  no solo por los amantes tanto de la escritura como de la lectura, sino también por la multitud de jóvenes que asistieron, y tal vez no lo acostumbraban hacer por los libros, lo hicieron por la visita de los tan polémicos youtobers, que  este año  se robaron el protagonismo en la Feria del Libro,  al parecer ahora si cualquiera puede escribir y publicar. Pero aun así cabe resaltar un lugar y una serie de exposiciones que se realizaron este año en el segundo piso de los pabellones 8 y 6, allí se encontraban todos los stands de cómics y caricaturas,  todas aquellas figuras y símbolos que representaban series de ánime; la cinematografía más vista por los jóvenes, exposiciones de arte, precisamente relacionadas con estas series;  realización de tatuajes temporales, y una de las cosas más solicitadas, la caricatura en vivo; allí cualquier persona podía acceder en el stand que escogiera  de los varios que se dedicaban a esto, para que fuesen caricaturizados.

La cantidad de gente que asistió a la Feria del Libro en general fue exorbitante, pero de todos los lugares y  de todos los pabellones, ninguno se llenó de la misma manera en que se llenaba de visitantes y compradores los pabellones de cómics y caricaturas. Estos dos fueron lugares en los que a tientas se podía caminar y eso si la multitud no te llevaba, claro está dependiendo también de la hora, aunque finalmente esta no influyó tanto, ya que la curiosidad y en especial las ofertas que se encontraban en los últimos días de la Feria llamaban de gran forma la atención de los visitantes. La cantidad y variedad de cómics, figuras, prendas, accesorios estuvo variada. A demás de la exitosa realización de tatuajes temporales que se encontraban a precios asequibles  para todo público.

¿Cuál fue el protagonista?

Finalmente, el éxito de estos dos pabellones fue un punto crucial en el éxito de la Feria en general, la atracción que generaron por su mercancía en el público resultó atractiva para varios visitantes. Pero si es una Feria del Libro, claro también los libros son los protagonistas, estos tal vez deberían ser en sí los únicos protagonistas, pues la Feria se tornó un poco más folclórica, por decirlo de algún modo, cuando se trata de este tipo de exposiciones, tal vez, el haberlas encontrado sea un roll diferente que muestra la Feria, pero también se  encontrarían mejor ubicadas en un “sofá”, pues en realidad el hecho de que cientos de asistentes  se dirigieran  exclusivamente a estos pabellones generó un poco de controversia, ya que la Feria, entonces, no se tomó  como un evento literario sino, más bien, como un lugar de compra y venta de “curiosidades”. El protagonismo del libro en esta Feria se vio debilitado,  claro que es totalmente respetable que se den eventos culturales donde se puedan expresar diferentes culturas, pero el punto de verlo como uno de los negocios, tal vez más productivos de la Feria hace que esto se torne un poco molesto para quienes toman muy en serio la literatura y esperan encontrar el protagonismo necesario en los libros y en las grandes obras literarias.

De todos modos aquel que visitó la Feria por los libros realmente, puede garantizar que fue una gran exposición y que pese a los youtubers, las caricaturas y a los cómics, las obras literarias fueron en su mayoría expuestas en gran número para atraer a los lectores, además de la variedad de literatura que allí se pudo encontrar. Se espera, entonces, que el panorama del protagonismo del libro frente al de las exposiciones de cómics cambie el próximo año, se necesita una Feria del Libro que, en verdad, inspire y venda la importancia de leer.

Recomendados Librepensador:

 

Semana -Caricatura, sexo y humor en la Filbo 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario