Colombia: una supuesta democracia

Por Catalina Ruiz

18 de abril de 2018
Imagen: Policía Nacional de Colombia

Colombia es un país con una democracia participativa establecida para dar a los ciudadanos una mayor, más activa y más directa capacidad de intervención e influencia en la toma de decisiones de carácter público, sin embargo, está en el octavo puesto de los 10 países que menos vota en el mundo.

Según Locke y Montesquieu para que exista una democracia son necesarias 2 condiciones: la separación de los poderes y la representatividad de la sociedad civil. Al comparar esto con la realidad nacional es fácil darse cuenta cuán lejos estamos de ser el país demócrata descrito en la Constitución de 1991.

Bien común o individual

Montesquieu en su principio de las Trías Política, afirmaba que el poder no podía estar en unas pocas manos puesto que esto facilitaría la corrupción.  Muchas veces, a los colombianos les han hecho creer que las acciones que toma el Estado las hace en nombre del bien común, aunque estas realmente suelen estar escondiendo fines personales o privados.

Un ejemplo claro de esto puede ser el famoso carrusel de la contratación de Bogotá en el cual el exalcalde Samuel Moreno y su hermano, el exsenador Iván Moreno, lograron adueñarse de 2,2 billones de pesos liderando una red de contratistas para realizar grandes obras distritales; o el caso de Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop (actualmente mediexpress), quien es investigado por los millonarios recobros que esta EPS le hacía al Estado y que sirvieron para pagar abultadas bonificaciones, finca raíz, viajes e inversiones en el extranjero avaluadas en 1,4 billones de pesos.

Falta de conocimiento

El pueblo colombiano no reconoce la importancia que tiene y el papel que juega en su país, y aunque muchos pronuncian la palabra democracia en la cotidianidad, desconocen su significado. Democracia proviene de las palabras “demo”que significa pueblo y “cracia” que significa poder, siendo así es el pueblo quien toma las decisiones, el pueblo es la esencia misma de la democracia y como Aristóteles mencionaba, son ellos los encargados de dar legitimidad a sus representantes mediante mecanismos de participación como el voto, el plebiscito, el referéndum, la consulta popular, la iniciativa legislativa, la revocatoria del mandato y el cabildo abierto. Pero si la sociedad no sabe el significado de la palabra, son menores las posibilidades de saber las opciones que tienen para ejercer su poder político.

Sócrates afirmaba que el voto es una habilidad, y es por esto que debe ser enseñada. Según un estudio del observatorio de la democracia de la Universidad de los Andes, el abstencionismo es causado por la falta de recursos como el bajo consumo de medios y la baja escolaridad que a su vez le impiden al ciudadano desarrollar el proceso que se requiere para tomar una decisión electoral: recopilar información, identificar alternativas y seleccionar un candidato.

Colombia es un país que, si bien se ha denominado así mismo como democrático, no cumple las condiciones fundamentales para ser considerado como tal, y para hacerlo habría que fortalecer el sistema educativo para así crear una cultura política e incentivar la participación, ejercer correctamente el poder que le corresponde y de esta manera saber escoger los futuros representantes de nuestro país.

Recomendados Libre Pensador

El Tiempo. Los escandalos de la corrupción que mas han robado a los colombianos.  

Registraduría Nacional del Estado Civil. Mecanismos de Participación 

Actualidad R.T. Los 10 países del mundo donde menos se vota.

Semana.  Sobre la baja participación electoral de Colombia


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario