Cine, ¿es su muerte inevitable?

Por María José Castellanos Tinoco

27 de febrero de 2018
Imagen: https://c2.staticflickr.com/8/7252/7452136918_82be0d5789_b.jpg

El Festival de Cine de Cannes, en su última edición, fue el epicentro de una gran polémica. Durante este concurso, dos de las dieciocho películas nominadas a la Palma de Oro, el máximo premio entregado en este festival, fueron producidas por la compañía Netflix. Por esto, estas dos cintas no fueron estrenadas en salas de cine, como tradicionalmente se hace; por el contrario, estas hicieron su debut vía streaming, por internet. Debido  a  esto, la organización del festival tomó una decisión: las películas que participan por algún premio, deben proyectarse anteriormente en los cinemas franceses.

Netflix y el cine

Netflix es una plataforma online en la que se tiene acceso a todo tipo de contenido audiovisual, por solo 14.900 pesos mensuales. Todo está al alcance de la mano, películas, series, documentales o programas. Netflix nació en 1997 y cuenta con aproximadamente 100 millones de suscriptores, su meta es alcanzar los mil millones de usuarios. Para esto, la plataforma tiene  un presupuesto de mil millones de dólares para producir películas, y así  pretende ganar más suscriptores. Una parte de este dinero, exactamente 120 millones de dólares, fue destinada para la próxima película de Martin Scorsese “The Irishman”, quien no recibió apoyo de la productora Paramount y vio la oportunidad perfecta en Netflix. A partir esta situación, se puede reconocer el poder que tienen estas plataformas frente a las productoras de cine tradicionales, porque estas ofrecen más posibilidades económicas para los directores y productores.

Como algunos críticos de cine lo reiteran, la experiencia de ver una película en cine no tiene punto de comparación con verla desde la sala de la casa, cómo lo dijo Pedro Almodóvar en la entrevista de Canal+: “Yo defenderé siempre y mientras viva la capacidad de hipnosis de una gran pantalla”. Aunque algunos otros críticos dicen que la industria del cine llevó a que Netflix ganara más fuerza últimamente y tampoco están de acuerdo con la decisión que tomaron las directivas del Festival de cine de Cannes. Según lo que respondió Netflix a las críticas hechas en el festival, “Importa la calidad de la imagen. Siempre será mejor ver cine en una pantalla pequeña que no verlo en absoluto”. La esencia del cine se puede perder, porque no hay una disposición total a ver la película, como ocurre en el cine. En un lugar fuera del cinema, existen muchos distractores que interrumpen y distraen a los espectadores durante el transcurso de la película.

 Moviepass

En Estados Unidos, Moviepass está llamando la atención de muchas personas. Esto sucede por su gran y cómodo sistema, que consiste en pagar una mensualidad de 10 dólares y tener acceso a cualquier cinema cada 24 horas. Esto está generando cierto disgusto entre las cadenas de cine, puesto que una entrada tiene un costo de aproximadamente 6 a 15 dólares, por función, y con Moviepass por tan solo 10 dólares mensuales se puede ingresar a una película diaria. Si bien los cinemas pueden llegar a  tener pérdidas al no obtener la misma cantidad de dinero por las entradas, según Moviepass las cadenas no tienen pérdidas, puesto que la diferencia se compensa con la venta de productos alimenticios. Ante esta situación, AMC, una de las cadenas más grandes en Estados Unidos, tomó la decisión de rechazar tarjetas débito, el medio por el cual la compañía Moviepass carga el valor de la entrada, y además no acepta compras por internet hechas con este mismo medio de pago, para demostrar el rechazo hacia Moviepass. Mich Lowe, cofundador de Nerflix y creador de este sistema, respondió y replicó que Moviepass solo genera beneficios para los cinemas. Si bien los cinemas pueden llegar a  tener pérdidas al no obtener la misma cantidad de dinero por las entradas, la diferencia se compensa con la venta de palomitas y comidas en general, por parte de los asistentes. La audiencia ha incrementado en gran medida, aunque Moviepass se creó como respuesta a la alta demanda que los servicios como Netflix estaban presentando. Por tanto,  la  preocupación de las cadenas de cine radica en que los usuarios de Moviepass estén dando un sentido de percepción diferente y no tan importante al hecho que es asistir al cine.

Netflix es un fenómeno de talla mundial que afecta la industria del cine de cierta forma, debido a su amplio contenido y su muy accesible precio. El cine en la actualidad tiene mucha menos audiencia, por la comodidad que brinda Netflix y todas estas plataformas. Aunque ir al cine, puede no ser algo al alcance de todos, Netflix con sus películas y series exclusivas, hace que este contenido no llegue a manos de las personas que no están suscritas y que a diferencia de las películas que se estrenan en cine, que pueden llegar a ser más fáciles de conseguir de otro modo, estas series y películas exclusivas sean casi imposibles de conseguir. Es más, la experiencia que se vive al ver una película en cine, no es nada similar al verla en la pantalla de un computador o de un televisor.

Recomendados Libre Pensador:

RPP Noticias – Cine vs. Netflix: polémica por suscripciones baratas en EE.UU.

El País- Sobrevivirá el cine con la llegada de Netflix?. El País


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario