Actualidad de nuestros socios


Venezuela enfrenta problemas por el oro negro

Con el auge del petróleo, Venezuela dispuso toda su fuerza industrial para producirlo, pues ha sido y es el país con más reservas  en el mundo. Ahora bien, durante un largo tiempo, el crudo venezolano sostuvo una producción industrial significativa, pues exportaba millones de barriles a grandes potencias  con quienes además adquirió deudas: China y Rusia. El monto de la misma se aproxima a una cifra mayor cercana a los  45.000 millones de dólares, deuda que se pagaría durante 29 años, siempre y cuando el precio del petróleo se mantuviera o incluso, subiera. Años más tarde, el fenómeno del fracking disminuyó los precios del petróleo. Luego, Maduro llega al poder y desorienta los objetivos mencionados por Chávez, entonces se vio enfrentado no solo a dicho fenómeno, sino también a una crisis interna, en la cual el único dinero que entra a Venezuela, y no es para pagar deudas, es el dinero de la India. Como si esto no fuera suficiente, actores internacionales tienen una obligación de intervenir, debido a problemas económicos o políticos. USA se ve presionada internacionalmente a poner una sanción en el país por hechos antidemocráticos que se han presentado durante el gobierno de Maduro, mientras que China y Rusia lo encuentran desfavorable en cuanto a que el actual país en crisis no tendrá dinero ni petróleo con qué pagar su creciente déficit. La prensa nacional, aborda dos puntos principales acerca del papel de Rusia, China e India en Venezuela, además añade las posibles sanciones estadounidenses y trae a colación la opinión de diferentes actores políticos nacionales: su enfoque se basa en cómo la intervención de potencias pueden afectar la región.