Economía


De la politica basura, cero

El pasado 19 de marzo se conoció la decisión de Juan Manuel Santos de no acatar las medidas cautelares otorgadas por la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Gustavo Petro, dejando en firme su destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos por 15 años, impuesta por la Procuraduría General de la Nación. Mientras esto ocurre, el abanderado programa de la Bogotá Humana, Basura Cero, opera en medio de críticas y elogios, pero más allá del debate político que desata cambiar el esquema de recolección de basura, surge una pregunta desde el punto de vista económico y financiero; ¿es viable y rentable para la ciudad el nuevo modelo de aseo?