Economía


Colombia en el contexto comercial de Asia Pacífico: entre el rezago y la oportunidad

En los últimos años, se han tomado medidas para fortalecer la relación entre Latinoamérica y Asia Pacífico, con el objetivo de crear vínculos que conlleven a un mayor desarrollo, junto con un crecimiento económico, derivado de los intercambios comerciales. Efectivamente, se prevé que en 2020 Asia Pacífico representará cerca del 60% del comercio mundial (Portafolio, 2017). En este sentido, la inserción comercial en Asia Pacífico reviste numerosas potencialidades. Con todo, Colombia aún se enfrenta a una serie de dificultades para estrechar los lazos con el continente asiático, con la asimetría existente en ciertas tendencias comerciales[1] como la principal limitante, aspecto que lleva a negociaciones marcadas por el hecho de que un país obtiene un mayor provecho que el otro, o cuando alguno de los estados negociantes se puede ver afectado negativamente por las condiciones comerciales impuestas, establecidas de acuerdo a la capacidad o al desarrollo económico de cada país, y que beneficia, usualmente, más que todo, a los más poderosos.



El Día sin Carro: ¿freno o motor del sistema económico en Bogotá? Un análisis más allá de la coyuntura

El pasado 2 de febrero, nuevamente, dejaron de circular cerca de “1’500.000 vehículos particulares y 400.000 motocicletas” (El Tiempo, 2017). Desde su creación, el 28 de febrero del 2000, durante la primera alcaldía Peñalosa Londoño, el denominado Día sin Carro se ha caracterizado por suscitar polémica entre los ciudadanos bogotanos. Efectivamente, el proyecto es considerado como uno de los primeros en su clase y ha sabido promover, desde su origen, hasta la actualidad, la reestructuración y el uso del transporte público, la reflexión sobre la utilización indiscriminada de vehículos particulares y las políticas públicas ambientales. No obstante, las diferentes declaraciones de gremios como la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO)[1] y asociaciones como la Asociación de Centros Comerciales de Colombia (ACECOLOMBIA)[2] reflejan el inconformismo por las repercusiones económicas negativas que el Día sin Carro trae para el sector comercial en Bogotá.



La economía del post-conflicto

Imaginar la implementación satisfactoria de los Acuerdos de Paz suscritos con la guerrilla de las FARC, y el cese de las hostilidades por parte de los diferentes actores armados que azotan el territorio colombiano, invita a repensar el futuro desde una perspectiva esperanzadora, donde la sociedad en general reconozca a los productores, principalmente rurales, su verdadero valor y se generen entre ellos relaciones de solidaridad y confianza, dejando atrás tantos años de conflicto y recelo.



Impuestos… ¿saludables?

¿Impuesto al tabaco? Pues bien, Alejandro Gaviria, actual ministro de salud, envía esta iniciativa al Ministerio de Hacienda. En su propuesta, asegura que los impuestos al cigarrillo en Colombia se clasifican dentro de los más bajos de América Latina, incluso, en el mundo. Ante esto, Gaviria, sustenta que una tributación al tabaco ayudaría a financiar la Ley Estatutaria de Salud y mitigaría problemas de salubridad que se presentan actualmente en la población. No obstante; esta es aún, una propuesta en vía de aprobación, en la que se han presentado disidencias y una de estas la protagoniza Humberto Mora, vicepresidente de Coltabaco, quien se manifestó con un: “Sorprendente. El ministro lo que busca es que aumente el precio del cigarrillo y disminuya el consumo. Con un aumento tan abrupto de 400%, el contrabando sustituye al producto legal”.