Cultura


Vuelve y juega el Bronx; ¿hay que buscar culpables?

Uno de los temas más sobresalientes en los últimos días es el Bronx, sector bogotano en que la Alcaldía Mayor de Bogotá realizó un proceso de desalojo que repercutió sobre los habitantes de calle, quienes conocían el Bronx no solo como un barrio víctima del tráfico de drogas y la prostitución sino, también, como su hogar. Una de las principales problemáticas se origina en que los habitantes de calle se movilizan hacia los barrios vecinos y plazas cercanas, hecho que no solo afecta el ambiente  público, sino que también perjudica a los comerciantes y a los hogares ubicados dentro este espacio. En estas circunstancias, la sociedad ha tomado un papel crítico que defiende que la principal causa de lo sucedido es la falta de planeación por parte del Alcalde Enrique Peñalosa en el proyecto de desalojo.



Chocó de fiesta con san Pacho (segunda parte)

Entre el 3 de septiembre y el 4 de octubre, Quibdó se viste de fiesta. Comparsas, desfiles, bailes y sonrisas son el adorno de la ciudad gracias a las Fiestas de san Francisco de Asís o san Pacho; fiestas que en un principio eran netamente religiosas, pero a partir de 1926 son emblemáticas del departamento. Las coloridas celebraciones inician el 3 de septiembre en la noche, donde todos los barrios salen a recorrer las calles en el llamado “bunde” y los días siguientes las calles de la ciudad se convierten escenarios de risas y bailes por parte de los asistentes a tan especial ocasión. Posteriormente, el 20 de septiembre se lleva a cabo una actividad conjunta que se caracteriza por el recorrido de las banderas de cada barrio acompañado de comparsas; en este desfile participan entidades públicas y privadas que desempeñan labores en la cuidad, instituciones educativas y de la Junta Franciscana —la encargada de la organización de las fiestas de san Pacho—.



Chocó de fiesta con san Pacho (primera parte)

Entre el 3 de septiembre y el 4 de octubre, Quibdó se viste de fiesta. Comparsas, desfiles, bailes y sonrisas son el adorno de la ciudad gracias a las Fiestas de san Francisco de Asís o san Pacho; fiestas que en un principio eran netamente religiosas, pero a partir de 1926 son emblemáticas del departamento. Las coloridas celebraciones inician el 3 de septiembre en la noche, donde todos los barrios salen a recorrer las calles en el llamado “bunde” y los días siguientes las calles de la ciudad se convierten escenarios de risas y bailes por parte de los asistentes a tan especial ocasión. Posteriormente, el 20 de septiembre se lleva a cabo una actividad conjunta que se caracteriza por el recorrido de las banderas de cada barrio acompañado de comparsas; en este desfile, participan entidades públicas y privadas que desempeñan labores en la cuidad, instituciones educativas y de la Junta Franciscana —la encargada de la organización de las fiestas de san Pacho—.



“El septimazo”, mezcla de cultura y rebusque

Como es sabido, la cultura es un símbolo de identificación de un país, de una ciudad o de un pueblo. Cultura que se manifiesta en determinados sitios o momentos conformados por diversas actividades que atraen desde nativos hasta turistas, sin importar su género, su color de piel o su nivel económico. Desde la Plaza de Bolívar hasta el edificio Colpatria, en la  carrera “Séptima”, hay  constante actividad cultural y comercial, representativa para la ciudad   el día domingo. En medio de  un recorrido lleno de diversión, es posible disfrutar y conocer lo que sucede dicho día en la capital del país, ignorada por unos, pero admirada por otros, que le apuntan a pegarse el “septimazo”.



El rap neo campesino: una promesa de vida 

“Si ustedes me preguntan a mí, yo digo que soy un neo campesino .

Andrés Villamil es un hombre de 25 años que actualmente labora como vendedor en la Plaza de Paloquemado, y que, además de tener su negocio tiene también un sueño, un propósito para su vida. Él mismo se hace llamar un neo campesino, una persona que a pesar de las adversidades tiene toda la intención de salir adelante y forjar tanto para él como para su gente un mejor futuro. Todo esto, complementado con versos urbanos que le dan a este personaje un aire único e irrepetible.

Este es, entonces, un relato de música y experiencias, de letras y sueños.