Política


La responsabilidad Internacional como reafirmación de la soberanía Estatal

Contrario a lo que se puede pensar, reclamar la observancia de las normas internacionales no es una afrenta a la soberanía de los Estados. Una gran paradoja de los derechos humanos presentada por Kim consiste en que los Estados son a su vez protectores y potenciales infractores de Derechos Humanos, y, por ende, de las normas internacionales. Por eso, se ha establecido en diversos escenarios que la soberanía se encuentra en tensión con la protección de los Derechos Humanos en un plano tanto interno como externo. No obstante, esta tensión no es tan obvia como parece. Como lo establece el autor, la forma en la que es percibida la soberanía ha sufrido una transformación sustancial a lo largo de la historia, que hoy en día se aleja de la definición ‘’westfaliana’’



El Estado del vaticano, un agente con privilegios de doble moral

El Estado del Vaticano (1) tiene una posición internacional privilegiada. Cuando se habla del catolicismo, no se hace referencia a cualquier religión, sino a la que fue base de uno de los complejos civilizacionales más vastos de la historia. Por eso, no es de extrañar que el Vaticano esté en una determinada ‘’casilla de la moral’’, que le ha conferido derechos de naturaleza distinta a los de otros Estados, un privilegio de ‘’doble moral’’ que encuentra su razón de ser en su cercanía con los valores que fueron en un momento la base en la que se organizó la sociedad internacional.



La diplomacia embarazosa de Trump

Donald Trump ha pretendido darle un manejo armónico a la diplomacia estadounidense, manteniéndose firme en sus ideas y cediendo poco en las negociaciones. Lo cierto es que las decisiones que ha tomado en materia migratoria no han dado buena impresión en el exterior, y eso se ha visto reflejado en los encuentros que ha tenido con mandatarios de los países aliados a Estados Unidos. Además, el manejo de la diplomacia con su principal contrapeso, China, lleva por la cuerda floja una posible relación prudentemente amistosa entre los dos países.



Ataque a Siria: ¿Un paso más cerca de la Tercera Guerra Mundial?

El pasado 7 de abril Estados Unidos bombardeó con 59 misiles  a un estado militar en Siria, con la justificación de que el gobierno sirio de Bachar Al-Assad utilizó armas químicas  en la localidad de Dlib. Varios gobiernos europeos y del resto del mundo apoyan el ataque contra Siria, sin embargo el gobierno Ruso calificó este hecho como una agresión directa al país. Pero en esta guerra también se encuentran involucradas las fuerzas de otros estados y gobiernos; Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, entre otros seis países, que están a favor de la destitución de Al Asad, estos  le dan la razón a los grupos de oposición.