Economía


Argentina: El quilombo de los buitres

Argentina declaró la moratoria de su deuda en 2001, como consecuencia de la peor crisis económica y social de su historia. Esa decisión del gobierno de Adolfo Rodríguez Saá, ocasionó entre otras, que los papeles de deuda perdieran su valor, al menos en términos reales.  Los acreedores argentinos, tenían entonces muy pocas posibilidades de recuperar su inversión, así que algunos de ellos resolvieron vender esos papeles de deuda (a precios muy inferiores a los nominales) a fondos especulativos conocidos como Holdouts o Fondos Buitre.



Especulación de la volatilidad de los precios

En estos momentos donde hasta un fósforo es capaz de crear un gran incendio, así es como una leve especulación sobre cualquier precio de cualquier bien, puede hacer que una crisis en curso, se acelere y así el sistema económico financiero quede en receso. Para la primera década del siglo XX, hubo varias crisis, causadas primeramente por la especulación de precios, más precisamente en la especulación de la volatilidad de los alimentos. Es importante hacer una comparación entre las causas que originaron la crisis de las materias primas a principios de los 2000 y lo que está pasando ahora con el precio de las materias en el 2014.



Chocolate: Aumenta el costo de la depresión

El precio de los productos agrícolas, en términos generales, viene decreciendo año tras año, pero el precio del cacao, contradiciendo esa tendencia, alcanzó niveles históricos en 2013, año en el que se incrementó en un 25% llegando a los 2.988 dólares por tonelada.  La Organización Internacional del Cacao –ICCO anunció que el déficit anual de producción (para el periodo 2012 – 2013) fue de 160 mil toneladas. El sorpresivo gusto de los chinos por el chocolate, sin duda, ha sido un factor determinante en ello, pero también ha influido que el calentamiento global impulsa la producción a la baja.  Las más básicas leyes de la economía permiten explicar que ante un incremento en la demanda (impulsada por China pero también por el resto del planeta consumiendo cada vez más chocolate) y una disminución de la oferta (causada por la baja productividad de los cultivos que a su vez se ha visto perjudicada por el calentamiento global), el precio del cacao se eleva naturalmente.