Economía


Estados Unidos, ¿decadencia de la potencia hegemónica?

El esquisto es una roca que yace en grandes cantidades en el subsuelo y de cuya explotación se puede extraer petróleo y gas. Hasta hace unos años la extracción de estos recursos de este tipo de rocas fue visto como un proceso lento además de costoso y hasta hace poco era difícil imaginar que un simple desarrollo económico daría un vuelco inesperado a la geopolítica energética tradicional. Sin embargo, con la rápida y creciente innovación se desarrolló la técnica del fracking, que consiste en la inyección de grandes cantidades de agua para lograr fracturar las rocas y extraer de ellas el petróleo y gas que contienen, que podría generar una explotación de este recurso de forma masiva y barata.