Cultura


“¡No pagamos por pensar, limítese a trabajar!”

Parece que  entre más herramientas elabora el ser humano para alcanzar el ideal de una sociedad del conocimiento, cada vez nos hallamos más lejos de alcanzarlo. Mucho se ha hablado acerca de la búsqueda incansable del conocimiento tras la cual han caminado las diferentes generaciones de la historia, mientras más caminamos tras de él a mayor velocidad se aleja de nosotros. En realidad podría tratarse de un simple problema de definición quizá lo que en realidad se está buscando no es una sociedad rica en conocimiento -que de suyo es inabarcable-, sino en capacidad de pensamiento.



Francisco, el pontífice de era de la información

La aparición del Papa Francisco es el fenómeno más importante de los medios masivos de comunicación en el nuevo siglo. Jorge Mario Bergoglio va camino de ser uno de los comunicadores políticos más importantes de la historia reciente. Más que ideas nuevas o revolucionarias el principal pastor del mundo lo que ha impuesto es un estilo que se compone de un manejo eximio de las verdades a medias y de la creación de una imagen personal llevada al nivel de superestrella. Decir exactamente lo que el rebaño quiere oír, actuar como ellos lo quieren ver actuar; personificar sus ideales y a continuación condenar la idealización de su persona. Un fenómeno sin duda.