Cultura


¡Nuestro mayor tesoro: el español!

Como conmemoración del día internacional de la lengua materna, vale la pena señalar que  el español es actualmente una de las lenguas más importantes a nivel mundial, y una de las características que hace esto posible es la magnitud en términos cuantitativos (559 millones de hispanohablantes a nivel mundial) según estadísticas del Instituto Cervantes. La mayoría de estas personas se encuentran, especialmente, en zonas como América Latina y España.  Además, el español se ha posicionado como  la segunda lengua más estudiada en el mundo, después del inglés  y es una de las más estiladas en la comunicación internacional.  También es cierto que el español atesora aproximadamente unas 150.000 palabras en su diccionario histórico, lo que la convierte en la segunda lengua con mayor léxico a nivel mundial después del inglés con 350.000  vocablos establecidos en el diccionario de Oxford.  A lo largo de su desarrollo como lengua, el español ha presentado variaciones dentro de cada uno de los lugares geográficos en los que fue asimilado, pues notoriamente se ha mezclado con terminología local.



El alma vista desde el budismo y el catolicismo

El alma es contemplada desde muchas perspectivas. Cada persona tiene su propia concepción; por tanto, la describen de forma distinta e, inclusive, hasta fantástica. Está totalmente evidenciado que el alma es un elemento fundamental para la mayoría de personas. De hecho, muchas de ellas deciden cambiar su forma de vida, para purificarla.  Otros, desde la otra orilla, no consideran que el alma sea algo  por lo que  se deba sufrir. Simplemente,  la conciben como  algo efímero, que muere cuando el cuerpo deja de funcionar. Para algunas religiones como la budista, el alma es algo que no trasciende, algo que no existe y lo explica muy bien con el Anatman. Por otro lado, se encuentra la religión Católica que, desde su creación, asegura y afirma que todos los seres humanos poseen un alma y que esta se eleva al reino de Dios cuando la carne muere.



Mochileros: un estilo de vida que recorre el mundo

Salir de la rutina, cambiar las actividades diarias es un reto para las personas en este mundo tan mediático, en donde los seres humanos solo se encaminan en tener una existencia académica o laboral que les permita disfrutar de  una vida económicamente estable. Empero,  no se han dado cuenta que esta no es la esencia de vivir. Que el vivir está más allá del trabajo o el dinero. Se trata de disfrutar, aprender y recorrer los espectaculares paisajes con los que cuenta  el planeta Tierra. En muchas ocasiones viajar por el mundo se piensa de forma inalcanzable, pues retumba en la cabeza el dinero. Muchos ignoran que se puede viajar de forma práctica, económica y segura. Es por ello, que nace la cultura mochilera, una forma de andar y recorrer el mundo rompiendo las barreras anteriormente mencionadas; convirtiéndose en una aventura para el viajero. Una travesía llena de magia y beneficios que le permite al paseante cumplir sus sueños y disfrutar de diferentes culturas y panoramas.



Japón: Disciplina e inteligencia, la combinación perfecta

Japón constituye una de las economías más sólidas del mundo, lo que se evidencia en la calidad de vida de sus ciudadanos; ¿cuál es su secreto? El destacado joven, Kenji Orito Yokoi Díaz, quién es protagonista de uno de los videos más vistos por los colombianos en la web, argumenta que la disciplina de los japoneses y no la inteligencia, es la que ha convertido al país nipón en el más desarrollado y seguro del mundo. Hijo de madre colombiana y padre japonés, Kenji sostiene que nunca olvidará está lección de su padre: “la disciplina tarde o temprano vence a la inteligencia”, entonces es el trabajo duro lo que a la final nos lleva al éxito.

En Colombia es común escuchar que las personas se caracterizan por ser creativas, verracas, echadas para adelante, “inteligentes” y hasta catalogados en un ranking internacional como uno de los países más felices del mundo. Sin embargo,  esto contrasta con la realidad social del país, porque es evidente el nivel de desigualdad, pobreza, injusticia, la falta de oportunidades y de progreso económico que infortunadamente pululan.

Frente a este panorama, son muchos los interrogantes que surgen ante la realidad que día a día vive la sociedad colombiana: ¿cuál es la causa?,  ¿por qué si es una región geográfica con gran diversidad y riqueza en recursos, no es un país desarrollado? Los anteriores interrogantes  llevan a dar una mirada a otros países del mundo, que no cuentan con la fortuna de limitar geográficamente con dos océanos, tener variedad de climas, de flora, de fauna, de recursos y de gente amable y hermosa, que ante la adversidad se levanta, ante la necesidad “se rebusca”, que ríe, que goza.



“Buuu”, llegó Halloween

Halloween es una fecha especial tanto para adultos como para los niños, es una ocasión donde podemos representar a nuestro personaje favorito mediante un disfraz. Los más grandes aprovechan esta ocasión para disfrutar de una fiesta, pasarla bien con amigos y los más pequeños salen a recolectar dulces. Pero es interesante saber de dónde surge esta fiesta que celebramos año tras año, contemplar  su evolución a través de  la historia y su transformación hasta llegar a la actualidad. Para ello, en principio, hay que  remontarse 3000 años atrás con el pueblo Celta, quienes fueron los que empezaron esta tradición y, luego,  los hechos que fueron cambiando el evento en cuestión e, inclusive, conocer la historia de un objeto tan representativo como es la calabaza para el Halloween.