Cultura


Bob Dylan y su legado poético

La Académica Sueca pronunció el ganador del Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan, el 13 de Octubre de este año. Se resaltó el gran aporte que ha hecho a la literatura y a la tradición de la canción americana a través de sus composiciones artísticas que primordialmente resaltan su prodigiosa destreza  poética. Aun así, el preocupante silencio de Bob Dylan frente al reconocimiento de su premio  y las especulaciones sobre si reconocería o no su Nobel, hicieron que los miembros de la Academia Sueca pasaran por una apretada situación.Hasta que, finalmente,  el gran artista, se comunicó con la Academia y anunció que  reconoce y acepta con gran honor el premio concebido.  Es indudable el gran talento que ha demostrado tener Dylan con el pasar de los años, el cual lo hace merecedor del Premio Nobel de Literatura.  Sin embargo, se sigue presentando disgusto e inconformidad por varios escritores con respecto a que Bob Dylan no es el que debería recibir este prestigioso galardón.



Marilyn entre el escándalo y la seducción

En agosto, se cumplieron 54 años del insólito fallecimiento de la controversial Marilyn Monroe; como se dio a conocer en el mundo del espectáculo. Un ícono de la comedia americana en los años 50, admirada por muchos y criticada por otros tantos. Una mujer, que no solo destacó por su gran talento y belleza, sino; también, por su alocado ritmo de vida del que nunca logró tomar el control, en el cual, se vieron envueltos desde estrellas y directores de cine hasta importantes políticos de la época. Quizá, sean más los escándalos que su admirable carrera la que la mantienen con vida, todavía.



Doudou: un festival con más de ocho siglos de tradición

Cuando se hace mención del país belga, lo primero con lo que se asocia es con el famoso festival de música electrónica “Tomorrowland” o uno de las muchas actividades de este tipo, aunque de menor impacto: verbigracia, “Laundry Day”, “Summer festival”, entre otros. Hay quienes, en cambio, un tanto menos modernos o que hayan tenido la fortuna de viajar, lo asemejan a sus deliciosos chocolates, sus waffles o sus papas fritas.  La verdad, es que Bélgica no es mundialmente conocido por su cultura: ¡aceptémoslo! su monumento nacional más representativo es un niño haciendo chichí “ Manneken pis”. Muchas personas no creerían si les dijeran que es ahí donde se celebra uno de las fiestas más antiguas del mundo,  específicamente en Mons, donde se celebra el “ Ducasse de Mons”, más conocido como Doudou, que hoy día es representado en cuatro etapas, en donde se funden aspectos religiosos y mitológicos.  



¿Se estará esfumando el amor?

Definir el amor es cada vez más complejo, la gran mayoría de seres humanos hablan, ven y tratan al amor de forma distinta. Por ejemplo, existen quienes piensan que el amor es una especie de requisito dentro de la sociedad, la cual, al parecer, es bastante exigente. Entonces, se podría decir, que este ha perdido su valor a través del tiempo, limitándose a ser más que una formalidad. Claro está, la forma en cómo se trata el amor en la actualidad no es mala ni buena, es simplemente distinta. Hay dos posibles causas que han llevado a esta situación. Por un lado, la sociedad en la que vivimos, la cual es conocida como modernidad líquida. Por otra parte, la tecnología y los medios de comunicación, los cuales cada vez acercan más al hombre a perder su esencia. Ambas han dado paso a lo que ahora se conoce como “amor líquido”



La tecnología: ¿una ayuda para progresar o retroceder?

La tecnología nos ha ayudado a adaptarnos de una manera más eficaz y sencilla a nuestro entorno, satisfaciendo las necesidades que a lo largo de los años se presentan en la sociedad. También es cierto que la tecnología cumple un papel muy importante en la humanidad, puesto que siempre está en constante evolución y a medida que avanza son cubiertas en gran parte las exigencias requeridas por los seres humanos. Sin embargo, en pleno siglo XXI se evidencia la gran dependencia que tenemos frente a estas tecnologías, llegando a tal punto  de poder convertirse en una adicción e inclusive en una amenaza llena de potenciales riesgosos; es decir, la tecnología  finalmente proporciona medios o herramientas que podemos utilizar correctamente o incorrectamente, para el bien o para el mal.