¿Bolívar títere o libertador?

Por Camila Morón

29 de junio de 2017
Imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Dolls_and_puppets_from_Egypt_11.jpg

De los países americanos, se puede decir que Venezuela ha sido entre los más ejemplares cuando de sentido de pertenencia nacional se va hablar. Como nación, se han ligado a los ideales del libertador, han basado su ideología política a las ideas de Bolívar de tener un continente unido y fuerte, incluso su misma constitución reza que su modelo nacional se fundamenta en el ejemplo que han tomado de Simón Bolívar para ser la república libre que pone su soberanía en el pueblo, han hecho uso de los ideales bolivarianos abanderándose de ellos como su mayor exponente para presentar su país. Sin embargo, a la hora de la verdad, al evaluar la situación de la república Bolivariana y los ideales de sus gobernantes, su nacionalismo y economía terminarán siendo la fiel negación del bolivarianismo. 

Por la gran América, ¡arriba todos los del sur! 

La situación actual venezolana hace que valga la pena evaluar la forma en que todo empezó: por qué el gobierno actúa así, por qué el pueblo lo permitió, por qué la comunidad internacional no hace nada realmente relevante o, simplemente, qué pensaría Bolívar de todo esto.  Es importante tener en cuenta que la historia siempre tiene frutos, hay quienes dicen que se repite, y otros que afirman que cada día es nueva.  Sea cual sea la afirmación correcta lo que sí es cierto es que la historia con la que se construye cada civilización tarde o temprano pasa cuenta de cobro, sino se repite, se hace peor de cínica o bélica. O si no evalúe usted la situación global, o mejor solo veamos a los lados cómo está América Latina, y dígame si el cinismo y la libertad de 1800 no están pasando cuenta de cobro.

Por otro lado, el modelo político venezolano fue fiel a los ideales de Bolívar, en la medida en que buscó hacer uso de la identidad nacional no solo para unir la nación venezolana, sino que además,  de  dar ejemplo al resto del continente, con la búsqueda de la unión que haría la fuerza. En primer lugar, desde la revolución bolivariana y el gobierno Chávez dado de 1999 hasta 2013, el pueblo venezolano y sobre todo su gobierno, se abanderaron de ser un país de la unión nacional. Uno de los medios más significativos que usaron para movilizarse fue el movimiento de movilización venezolano, el cual se encargó de congregar multitudes de venezolanos, con el fin de generar un golpe radical que se convertiría en un cambio de Estado y una nueva constitución.

La creación de un nuevo modelo auténtico que se derivó de dicha movilización, unificó las relaciones pluriclasistas en Venezuela y, además, generó lazos fuertes con la izquierda creciente del nuevo milenio en América latina. Formó alianzas políticas y militares que permitieron que la ideología bolivariana, aunque preferiría decir Chavista, se hiciera grande con mayor velocidad, lo que logró la hegemonía no solo política, sino cultural en el país. Entonces, se consagró así el antiimperialismo y la fuerza latina como la nueva bandera venezolana. El naciente gobierno que se instauró en Venezuela hizo uso de la educación y la religión como medio de adoctrinamiento social, el cual más adelante sería respaldado con un modelo socioeconómico que cambiaría incluso el concepto de pobreza… Por ejemplo, en las escuelas existen clases las cuales son obligatorias y hacen referencia a educación política y militar, en las que  hacen uso de cartillas que son nacionalistas y además explican de qué modo se debe hacer uso de la fuerza para preservar el poder político y la ideología de la patria. Es que vale la pena decir que el chavismo no solo fue un movimiento político, sino que se convirtió en la religión que todo venezolano terminó por profesar.

¿Chávez o Bolívar, al fin quién es el libertador? 

Una de las características que ha tenido el gobierno venezolano ha sido el evidente asistencialismo social el cual según Moreno León y estudios del IDIS, configuraron una nueva y distinta pobreza en Venezuela, la cual no solo cambió de concepto ante el gobierno sino que generó un problema gravísimo en el país el cual fue la pérdida del capital social que se tenía, y peor aún la pérdida de la moral y la ética pues les compraron a muchos la lealtad, la solidaridad y sobre todo la libertad con mercados y subsidios. Si bien es cierto que la política asistencialista venezolana enfoco la mirada Estatal a los asuntos de salud, nutrición y educación básica, dejaron de lado la formación profesional y asuntos esenciales como la seguridad social, perdiendo no solo capital social sino humano. Incluso durante el gobierno Chavista muchos de los índices de desarrollo humano, y medidas como el coeficiente de Gini dejaron de tomarse o fueron manipulados. Lo que hizo el Estado fue cubrir a Venezuela en una burbuja en la que el gobierno destinaba gran parte de los recursos estatales alimentar el pueblo para mantenerse en el poder.

En Venezuela la ideología del movimiento bolivariano fue tomada como el modelo de libertad y soberanía del pueblo que tuvo Simón Bolívar en su momento, sin embargo a la hora de evaluar el ejercicio de poder nacional parece que han tratado de hacer todo lo contrario, más allá de la unión latina, y la hegemonía cultural, todo lo que hicieron contradijo por completo a Bolívar, desde su estructura de las ramas del poder la cual en Venezuela contiene seis ramas en las cuales tres son de participación exclusiva ciudadana. Además de transformar el modelo político, también buscaron implementar un modelo socialista en la que el mercado minero energético, industrial y de importaciones sería controlado por el gobierno venezolano, y a pesar de que su constitución en algunos artículos como el 113 reza que se prohíben los monopolios, allí no se menciona al Estado como la personalidad jurídica que monopolizaba el mercado.  Sin embargo, otros artículos sí mencionan la forma de intervención directa del Estado y el alto cobro de impuestos. ¿Y finalmente pregúntese usted un Bolívar liberal, criollo e ilustrado, estaría de acuerdo con el modelo económico chavista?

No se busca afirmar que los ideales de Bolívar hayan sido los mejores o que Venezuela sea ideológicamente un Estado fallido, pero sí es válido tener en cuenta que en ninguno de los dos casos se hacía lo correcto, Bolívar Palacios quería un modelo monocrático,  una monarquía disfrazada de presidencialismo y el chavismo usó su figura para poder adoctrinar y dirigir el pueblo. Si  este ha sido el culpable o no de lo que sucede hoy día, lo cierto fue que  usó a Bolívar, al nacionalismo y una gran mentira para llegar al poder. Sin embargo, tampoco se trata de encontrar culpables, es más bien entender que la nación venezolana pasa por lo que pasa y aun el cínico gobierno se cubre con la imagen de Bolívar, cuando le quitaron la soberanía al pueblo y se convirtieron en la contracción absoluta del libertador y sus ideas, y es que no queda más que decir que las mentiras del gobierno ahogan a la República venezolana y lo harán hasta que se sacien de poder.  Entonces,  si usted  ve que  la historia siempre se repite… Entre los caudillos y los presidentes latinos ya no hay mucha diferencia.

Recomendados Libre Pensador:

Chacín. A – Pobreza y asistencialismo en Venezuela

Díaz. J –  Hegemonía comunista en Venezuela


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario