Ana María Arango: una docente que impulsa a querer la academia

Por Lucía Uribe y Nicolás García

18 de marzo de 2015

Imagen: Sandra Ochoa

Con una fuerte admiración, la mayoría de los estudiantes recuerdan a Ana María Arango, profesora de primer semestre de muchos estudiantes de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, que tuvieron la fortuna que estar sentados en su aula de clases y  empezar a ver las cosas un poco más allá de los hechos. Ana María  es profesora de la universidad desde hace más de 14 años y tiene a su cargo el Seminario de Introducción a  la Ciencia Política en primer semestre y es docente de Metodología y Coyuntura. Además, es analista política del Primer Café, un programa dedicado al humor e información política y de actualidad en Canal Capital. Aunado a ello, es una politóloga estudiada. Ana María se caracteriza por ser una mujer empoderada y sin pelos en la legua a la hora de dar su opinión y de argumentar su punto de vista. Esta docente se define, a través de una entrevista al estilo Marcel Proust. Estas fueron sus respuestas:  

Entrevistador: ¿El rasgo principal de tu carácter?

Ana María: Yo creo que soy extrovertida

E: ¿La cualidad que prefiero en un hombre?

AM: Inteligencia

E: ¿La cualidad que prefiero en una mujer?

AM: Inteligencia

E: ¿Lo que más aprecio de mis amigos?

AM: Lealtad

E: ¿Mi principal defecto?

AM: ¿Uno no más? Hay hijuemil, pues imagínate, el peor de todos es que fumo como una chimenea, pero hay diez mil. Además del defecto de carácter, porque cuando me pongo de mal genio me puedo volar.

E: ¿Mi ocupación preferida?

AM: Enseñar, ser profesora, porque me permite aprender un montón, y conocer gente absolutamente  maravillosa. Una de mis amigas más cercanas  fue mi alumna hace muchos años. He conocido gente absolutamente valiosa, he trabajado en el gobierno y en organismos de internacionales y siempre me encuentro con ex alumnos maravillosos, que me permiten aprender y organizar mis ideas para montar discursos coherentes y lograr transmitir el mensaje que es una de las cosas más difíciles. Lo  que me da ser profesora es ventajas y beneficios maravillosos.

E: ¿Mi sueño de felicidad?

AM: Aristóteles decía que la única obligación de los seres humanos es buscar la felicidad. La parte de buscarla estoy de acuerdo, es saber qué te gusta y sobre todo, qué no te gusta, y estar todo el tiempo buscando hacer lo que quieres hacer. Pienso que la felicidad no es un lugar en el cielo lleno de angelitos. Pienso que es un camino y es el proceso de ir a buscar lo que te gusta hacer, eso ya produce felicidad.

E: ¿Cuál sería mi mayor desgracia?

AM: Que le pasara algo a mi hermanito. Mi hermanito menor de 35 años. Lo he pensado varias veces y ese sería el peor escenario en el que yo me puedo ver.

E: ¿El país en el que me gustaría vivir?

AM: Colombia, porque es el mejor país del mundo. Es un país que me ha dado todo. Gracias a Colombia he logrado educarme, aprender, además conozco gente que le gusta lo mismo que a mí, parchamos en los mismos planes. Yo soy colombiana y literalmente me siento en mi salsa. Pero además, a mí, por ejemplo, me encanta viajar, y  este país ofrece todo. Cualquier plan que quieres hacer, coges un bus, un avión, un carro o unos patines y estas en Caño Cristales que es el caño más hermoso del mundo, pero, además, con un poquito más de fuerza agarras un avión y te vas para Gorgona un lugar totalmente histórico o si estas más fashion te vas para Cartagena. Mejor dicho aquí hay de todo, el que se aburra acá es porque no tiene imaginación.

E: ¿El color que prefiero?

AM: Rojo, porque significa felicidad, alegría y parranda

E: ¿La flor que me gusta?

AM: No tengo una flor favorita, lo que te diga es pura carreta. Me encantan las flores en general, pero no he identificado una en especial.

E: ¿El ave que prefiero?

AM: Los pingüinos, ¿porque a pesar de que no vuelan son aves, cierto?  Además, primero que todo los pingüinos viven en parche y eso me encanta y me parece fundamental en la vida. Aparte, me parecen simpatiquísimos.

E: ¿Mi autor favorito?

AM: El preferido de los últimos años, porque siempre cambio de autor preferido con el tiempo. Hace poco descubrí un peruano que se apellida Bryce Echenique y me presentaron un libro de él que se llama La vida Exagerada de Martin Romaña que me parece totalmente magistral y fenomenal, no sé por qué acá no se conoce tanto. Sin embargo, si me preguntas en unos 2 años, seguro te diré otro.

E: ¿Mis poetas favoritos?

AM: Ay juepucha, poesía vení! Tiempos como hoy, que nos gustan a todos pero que aja! Es un autor común pero que es inevitable… Neruda, en últimas lo poco de Neruda siempre será poco.

E: ¿Mis héroes de la ficción?

AM: Robín Hood! No tiene súper poderes pero es un héroe. ¡Ese man es un bacán!

E: ¿Mis compositores preferidos?

AM: Tengo hijuemil. Digamos que acabo de conocer una nena que es fantástica y se llama Laura Kalop.

E: ¿Mis pintores favoritos?

AM: Digamos… hay un austriaco que se llama Egon Schiele, que es absolutamente fenomenal y fantástico

E: ¿Mis héroes de la vida real?

AM: Hay tanta gente… bueno, hay una enfermera llamada Patricia, que es una de las líderes del movimiento de los trabajadores del San Juan de Dios. Este es un hospital que cerraron y despidieron a todo el mundo; es decir, no les acabaron el contrato, no les pagaron prestaciones ni liquidación, pero ellos durante 15 años siguieron trabajando sin sueldo. La agente pensaría que eso se convirtió en un moridero, ¡pues no! Lo mantuvieron bien, lo aseaban, lo acomodaban le cuidaban la pintura; es decir, mantuvieron el hospital intacto como patrimonio histórico del país.

E: ¿Mis heroínas de la historia?

AM: Manuela Saenz, yo sé que te va a sonar común, pero  en un momento de la historia donde los hombres tenían el poder político, pero además se vino sin el marido, lo dejó en un lugar donde no estorbara, se vino como una espía profesional para sacarle información al man que le gustaba, sin importarle qué dijeran de ella, le saca información y le ayuda a montar la revolución; es decir, sin Manuela no seriamos un Estado independiente. O Policarpa Salavarrieta que a los 22 años logró cambiar la historia de su país. Es decir, hemos perdido el tiempo pelaos.

E: ¿Mis nombres favoritos?

AM: Ustedes porque salen con esas preguntas ola! A ver… Inés, porque hay muy poquitas Inés, no es un nombre muy común. Además, pues así se llamaba mi abuela, un personaje absolutamente maravilloso y he conocido algunas Ineses que tienen en común ser mujeres fuertes.

Para hombre, yo diría…Lorenzo, solo porque suena bonito, es muy sonoro.

E: ¿Lo que odio sobre todo?

AM: Para mí la gente es lo más importante, es decir, lo que más odio está relacionado con la gente.  Odio la mediocridad, este mundo es de ganadores, y para ser un ganador tienes que dar el 110% de lo que uno puede dar, la gente que hace las cosas por hacerlas sin darse cuenta que está desperdiciando su vida; esa gente me emberraca.

E: ¿Personajes de la historia que más desprecio?

AM: Con dudas, tal vez, Pinochet

E: ¿El hecho militar que más admiro?

AM: Yo sé que la guerra es la continuación de la política por otros medios, pero yo soy antimilitarista, esa vaina no me parece ni inteligente ni bacano por ningún lado. No tengo, no podría decir; que los tolero y me parecen necesarios algunos, es cierto, pero no.

E: ¿Cómo me gustaría morir?

AM: Como decían las abuelitas:  ¡de repente! Acostarse y no levantarse y ya, sin darse cuenta.

E: ¿Estado actual de mi espíritu?

AM: Lleno de esperanza, estoy feliz y tranquila.

E: Mi consejo

AM: El de Aristóteles, la única obligación de los seres humanos es buscar la felicidad.


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario