Bogotá: ¿Ambiente Vs comodidad?

Por Aura María Cortés R.

10 de mayo de 2015
Imagen: Eli Duke

El día sin carro se implementó por primera vez en el año 2000 con la propuesta de Enrique Peñalosa ex alcalde de Bogotá, que buscaba crear conciencia en los ciudadanos sobre los medios alternativos de transporte. Los bogotanos entonces, apoyaron el Decreto 1098 del 2000, mediante el cual se decidió: “Prohibir la circulación de vehículos automotores en la ciudad de Bogotá el primer jueves del mes de febrero de todos los años”.

No hay buses para tanta gente

Sin embargo, después de 15 años de implementar esa propuesta, se evidencia que el transporte de la cuidad, no está bien estructurado para movilizar a los todos los ciudadanos de la capital, incluyendo a las personas que se transportan en vehículos particulares y motos, ya que estas también entraron en el paquete. El 21 de abril del presente año, el día sin carro empezó a las 5:30 am y cerca de las ocho de la mañana las troncales de Transmilenio empezaron a colapsar a causa del incremento en un 17% en los usuarios del sistema. En la estación Tintal las personas trataron de impedir el paso de los buses, alegando que el servicio que daba Transmilenio era ineficaz y que los buses eran insuficientes, además en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) también se vería afectado su rendimiento por la cantidad de ciudadanos que intentaban movilizarse por el sistema.

A hacer ejercicio y cuidar el planeta!

Pero, la propuesta principal por la que se promueve el día sin carro, es para generar conciencia en los ciudadanos de los medios alternativos para transportarse (bicicleta o andar a pie por ejemplo), para disminuir la alta contaminación que sufre Colombia (la contaminación bajo un 26% en ultimo día sin carro), ya que según estadísticas del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la contaminación que tiene el aire es de 86% causada por el transporte terrestre, 8% por la industria, 3% termoeléctricas, 2% en los sectores residencial y comercial y 1% en el transporte aéreo. Esos altos porcentajes se deben a los químicos que son liberados, los más importantes y perjudiciales para la salud son el Monóxido de Carbono (CO) que causa fatiga, falta de aire y en mayores cantidades puede ser mortal; Óxido de Nitrógeno (NOx) que provocan irritaciones en los órganos respiratorios; Hidrocarburos no quemados (HC) y Dióxido de azufre (SO2) que forman smog (combinación de humo y niebla que se concentra en lugares de alta contaminación) y lluvia ácida, irritando la piel y puede llegar a causar cáncer y por último, Material Particulado (PM), que es una materia sólida que contiene humo polvo y vapores perjudiciales, que disminuyen la vista y es el mayor contaminante en la cuidad. Todos estos gases han causado que la tasa de mortalidad se incremente pasando de un 91,7 % a 191,9% en la cuidad.

Bueno, pero no suficiente.

La contaminación que hay en el país afecta de forma impactante en la salud de cada persona, causando muchas más enfermedades sin contar con el gran déficit en la calidad de aire, y en la parte ecológica a causado en que en la Región Andina más de un 75 % de la tierra este erosionada y el 16% infertil.

El transporte público entonces, no soporta movilizar a todos los ciudadanos de la capital, pero la contaminación que hay en el país, causado en su mayoría por el transporte, es muy elevada, por lo que el gobierno debería fortalecer otras medidas que contribuyan con el medio ambiente. Con programar solamente días sin carro, los bogotanos podemos respirar un poco mejor, pero ¿podremos seguir viviendo tantos otros días en medio de la contaminación?

Recomendados Libre Pensador:

El Espectador – Distrito, por más días sin carro

El Tiempo – Alcalde, póngase serio

Razón Pública – El día sin carro: es hora de repensarlo

University College London y Universidad de los Andes – Caracterización de la contaminación atmosférica en Colombia

UDEA – Regulación ambiental sobre la contaminación vehicular en Colombia: ¿hacia donde vamos?


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario