18 de julio: día internacional de Nelson Mandela

Por Yesica Forigua

21 de julio de 2016
Imagen: https://www.flickr.com/photos/taryn_nefdt/7585898986

“Podemos cambiar el mundo y hacer que sea un mundo mejor. Está en tu mano hacerlo realidad” – Nelson Mandela

Así lo estableció, en 2009, la Asamblea General de Las Naciones Unidas en honor al Primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica por blancos y negros,  Nelson Mandela, quien era claro representante de la lucha por los derechos humanos, la igualdad, la paz,  la solución de conflictos y las relaciones interraciales, valores que son reconocidos en la resolución 64/13 de la Asamblea General. Actualmente la fundación que lleva su nombre y  la ONU convocan a la comunidad y a las naciones a hacer parte de los 67 minutos de ayuda a los que más lo necesitan como la representación de 67 años dedicados  por  parte de Mandela hacia la humanidad.

Mandela sin barreras 

Fueron 67 años de lucha contra el racismo, la discriminación y el respeto por los derechos humanos, de los cuales vivió 27 en una cárcel, preso por ser un activista involucrado en la resistencia armada y opositor del apartheid. Fue privado de su libertad y acusado de alta traición en 1963 donde vivía en condiciones precarias, pues en las cárceles de ese tiempo los presos estaban divididos por clases, aunque en sus escritos privados que redactó durante su estadía en la cárcel aseguraba que estar allí le permitió madurar y ver el mundo de una manera más concisa. Finalmente después de 27 años en 1990 fue liberado y en 1995-1999 fue el primer presidente negro sudafricano. Es así como se convierte en héroe y en símbolo de lucha, especialmente por su mandato en la presidencia donde promulgó siempre la igualdad, la equidad y el respeto por los derechos humanos.

El 18 de Julio fue el día en el que nació Mandela, y  como se menciona al inicio desde el 2009 se declaró este día como el “Día Internacional de Nelson Mandela” en homenaje a  sus grandes obras  reintegradoras. La  celebración del 18 de Julio es un llamado a la comunidad y al individuo para dedicar  67 minutos de solidaridad y ayuda a los demás. Se conocen obras de acto humanitario que permiten  hacer parte de este homenaje y de paso contribuir con la comunidad y su convivencia, dedicándose a realizar actividades como: leer al que no lo puede hacer, ayudar a adultos a mayores que a causa de  su avanzada edad han perdido destreza y no pueden realizar ciertas actividades cotidianas, dar de comer al que no tiene, contribuir con el refugio de animales sin hogar en la comunidad en la que habita, entre tantas y tan buenas acciones y actos de caridad que se pueden desarrollar en pro de los que más lo necesitan. Todo con el fin de permitir  el desarrollo, la sana convivencia y la vida en sociedad, además  de  dar paso a una reflexión y a la creación de conciencia generalizada en la   comunidad sobre lo importante que es la contribución y la solidaridad para la convivencia y el desarrollo tanto de la nación como el desarrollo  integral del individuo.

67 minutos infinitos  

No se trata solo de dedicar 67 minutos a una buena causa, la  verdadera razón de la celebración se puede interpretar también  como el buscar un momento en que en una comunidad se ayuden unos a otros, sino que en cada persona se  genere  un acto de reflexión y conciencia sobre la importancia de ayudar al  prójimo y finalmente se convierta en parte de su diario vivir, dar sin recibir nada a cambio, un estilo de vida y de impacto social que contribuye a su desarrollo de una sociedad.

Cada año la celebración busca un tema o un emblema relacionado, claro está, con las intenciones de Nelson Mandela, con el que se representa el movimiento de solidaridad y de ayuda. En África, es tradición que miles de niños, desde sus escuelas y hogares canten un happy birthday a Mandela este día en su honor.

Mandela tenía  14 hermanos y hermanas y fue el único miembro de su familia en ingresar a la escuela y recibir educación, fue en la escuela donde adquirió el nombre de Nelson, asignado por una de sus maestras quien no podía pronunciar su nombre de pila, Rolihlahla, que significaba “promotor de disturbios”, es así como se puede decir que desde su nombre en adelante estaba destinado a ser quien fue, un luchador y defensor de su comunidad, opositor de la política de su tiempo y representante de la protesta y lucha contra el apartheid, que fue finalmente el triunfo sobre esa ley la que lo llevó a ser reconocido mundialmente por sus esfuerzos y como símbolo de lucha y perseverancia por el bien común, el no racismo y la reintegración de la comunidad, para una sana convivencia en total igualdad y respeto por el prójimo.

Este día representa una celebración a la que todos debemos asistir, no porque se den eventos específicos o reuniones exorbitantes, cuando se habla de contribuir e integrarse a esta celebración se quiere decir que todos somos capaces de contribuir a una buena causa, pues “el dinero no lo es todo” como se dice popularmente y se puede demostrar en celebraciones como estas que nos invitan a ser generosos, amables, respetuosos, honestos y colaboradores, atributos que hacen parte de nuestra naturaleza y que no cuestan nada material, sino simplemente son actos de buena fe que si valen mucho para el que se beneficia.

Recomendados Libre Pensador:

Centro de Información-Día internacional de Nelson Mandela 

El país -Hoy 18 de julio el mundo celebra 


Compartir esta noticia


Facebook Twitter Google+

Deja un comentario